Las Carreteras en Europa

Si la semana pasada hablaba de las excelencias que tiene Suiza para un motero en El Paraíso Motero en la Tierra, hoy voy a comentar resumidamente qué nos podemos encontrar en las carreteras del resto de Europa. Me limito a hablar de los que conozco, omitiendo Suiza para no repetirme.

Las Carreteras en Europa
Autor: Luis Polo

– Francia

Francia es uno de los países que se toma bastante en serio, salvo raras excepciones, lo de tener carreteras de buena calidad. No te haces a la idea de lo enorme de su extensión hasta que la cruzas entera y el tercio sur del país es tan llano que se puede hacer tedioso hasta el extremo.

Aunque el resto del país también es bastante llano, salvo la zona de influencia de los Alpes, según vamos avanzando hacia el norte se va haciendo poco a poco cada vez más entretenido, con carreteras de gran belleza.

Aunque haya que rebuscar un poco, la mitad norte es un buen sitio para andar en moto y hasta tiene sus momentos brillantes.

Podéis leer una opinión más detallada en el artículo Conducir por Francia.

– Bélgica

Bélgica tiene, sin lugar a dudas, la peor red de carreteras que yo haya visto en Europa y con diferencia.

Son un mero trámite de transporte.

Hay casi tanto asfalto como hormigón y semáforos cada dos por tres aunque estén en medio de ninguna parte, que te hacen parar justo cuando encuentras el punto de velocidad.

Vale la pena visitarlo sólo por la extraordinaria belleza de sus ciudades pero no esperéis disfrutar de sus carreteras.

– Mónaco, Luxemburgo y Liechtenstein

Por su extremadamente reducido tamaño, no se puede decir mucho de las carreteras de estos tres países. Vale la pena visitarlos como curiosidad si los tienes de paso a otro sitio pero se cruzan literalmente en unos minutos.

En Mónaco casi podrías pasar la lengua por el asfalto sin ensuciarte y de los tres, es el único que puede tener algo que decir ya que en algunos puntos de la ciudad, las vistas desde la carretera valen la pena.

– Alemania

Alemania, junto con Austria, es el país donde sin duda se toman más en serio lo de las carreteras y además en entornos que sin duda merecen la pena ser visitados.

Aunque sólo conozco el extremo oeste y el extremo sur, tuve la suerte de encontrarme con tramos excepcionales, de los que se te quedan grabados en la retina.

Carreteras muy bien trazadas, con muy buen mantenimiento, la calidad del firme roza la perfección y los paisajes son magnificos.

– Holanda

La calidad de las carreteras de Holanda es perfecta pero no están hechas para ser disfrutadas y al igual que en Bélgica, hay semáforos cada dos por tres aún en medio de la nada.

La peculiaridad de su paisaje, que hace que haya una casi total falta de curvas en las carreteras es la misma que hace que merezca la pena conocerlo, con tramos realmente excepcionales.

La N302 que pasa por Lelystad, recorre 28 kilómetros por el medio del mar y es algo inolvidable; hay un buen tramo en el que no ves tierra por ninguna parte, sólo el mar y la carretera.

Si entras al país por el suroeste, podrás cruzar varios túneles que van por debajo del mar y en otras zonas, lo que en cualquier otro país sería un pequeño puente que te pasa por encima, aquí son pequeños canales de agua en los que ves pasar barcos de vela por encima de ti.

Aunque las carreteras de Holanda también estan hechas como un mero trámite de transporte, sus peculiaridades inclinan la balanza muy a su favor y hacen que de sobra, merezca la pena un viaje hasta allí.

– Italia

Lo de Italia es un caso aparte, como ya comentaba en Consejos para Viajar en Moto. La calidad de sus carreteras tiene luces y sombras.

Tiene un poco de Alpes, lo que es garantía de carreteras espectaculares y otras zonas realmente bellas y de merecida fama como la costa amalfitana y la Toscana. Muy recomendables para ser recorridas en moto pero son ciudad sin ley en lo que a conducción se refiere y es muy fácil que la desesperación supere a las virtudes de sus carreteras.

Hay que tener nervios de acero para disfrutar de las carreteras italianas.

– Austria

De Austria también hablábamos en Consejos para Viajar en Moto por estar en el extremo opuesto de Italia, aún siendo vecinos.

Al igual que Alemania, es el otro país en el que más en serio se toman lo de conducir, que es algo que se agradece y además, con carreteras hechas para ser disfrutadas.

Más de la mitad del país está en los Alpes y si a esto le sumamos unas carreteras muy bien cuidadas y muy bien trazadas, y una calidad de conducción casi perfecta, tenemos la fórmula mágica para recomendar recorrerse Austria de esquina a esquina. Es lo mas parecido a las maravillas de Suiza pero sin que nadie te saque de quicio.

También podéis leer una opinión más detallada en el artículo Conducir por Austria. Es sin duda, junto con Suizael país de Europa más recomendable para disfrutar en una moto.

– España

A España, debido a su enorme diversidad, le dedicaremos próximamente un artículo específico (pincha aquí para verlo).

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito