Viajar en Moto con Tienda de Campaña

Tanto por economía como por preferencias, somos muchos los que para viajes en moto, no vamos a ningún sitio sin nuestra tienda de campaña. Le da más «esencia» al viaje.

La red de campings (la europea es la que yo conozco) tiene, salvo raras excepciones, una excelente calidad, aunque los precios pueden variar incluso hasta más del doble de un país a otro pero siempre son más baratos que un hotel.

Reconozco que en viajes largos, intercalar una noche de hotel cada cuatro o cinco días, ayuda a descansar para afrontar mejor el resto del viaje pero la sensación de abrir la tienda y encontrarse en medio de la naturaleza con un paisaje espectacular, pensando en lo que podrá traer la nueva jornada, es algo que no tiene precio.

Viajar en moto con tienda de campaña
Autor: Luis Polo

– Elige bien la tienda

 Para viajes de varios días en el extranjero, es muy importante que la calidad de la tienda sea buena. En muchos países, el clima es muy cambiante y las previsiones meteorológicas no son fiables a más de dos días vista. Si te llueve una noche entera en una tienda de campaña mala, lo pagarás durante días.

Piensa bien también en el espacio que vas a necesitar. Si tu tienda es de una plaza, ten en cuenta que por la noche guardarás muchas cosas en ella y necesitarás un buen espacio extra, por ejemplo para el casco, la ropa de moto etc… Comprarse una buena tienda, a la larga, más que un gasto puede ser una muy buena inversión. Muchas de ellas ocupan, recogidas, menos espacio que las tiendas baratas, aunque montadas sean más grandes.

 – Comida fácil

 Hoy en día, por todas partes encuentras supermercados pero no siempre apetece ir hasta ellos; muchas veces están en ciudades medianamente grandes que quieres evitar para no perder tiempo y los campings no suelen tener comida a la venta y muchas veces ni cafetería, por lo que es buena idea también llevar comida que no se estropee fácilmente y que ocupe poco como latas, pan de molde, embutido…, también alguna botella de agua que se puede rellenar en cualquier parte como en los grifos de los campings.

Yo hace tres años que viajo con una pequeña cocina de Decathlon con dos o tres pequeñas bombonas de gas. Reconozco que al principio da un poco de miedo viajar con bombonas de gas en la moto pero si van bien protegidas y en un sitio que no se caliente demasiado, no tiene por que haber ningún problema. Además, la cocina con las bombonas no ocupan mucho más que una botella de de litro y medio. Las facilidades que te da son enormes. Puedes llevar un montón de sobres de comida que ocupan poquísimo, café instantáneo y utilizar el agua de la botella para cocinar. Apenas tarda cinco minutos en hervir medio litro de agua.

 – Dinero

 Es muy recomendable llevar siempre algo de dinero suelto. No es normal que las tarjetas de crédito o débito den problemas en el extranjero pero tampoco es del todo raro; informaros en vuestro banco antes de salir; algunas tarjetas funcionan mejor que otras.

Algunos campings están en zonas bastante apartadas y los TPV pueden dar alguna vez problemas.

En los países limítrofes a la UE se suelen aceptar euros pero muchas veces redondean muy a su favor; siempre que sea posible llevad moneda local.

 – Infórmate

 Informaros sobre la acampada en los países que vayáis a visitar. No suele estar permitido casi en ningún sitio la acampada libre pero algunos países tienen zonas habilitadas para eso dentro de determinados horarios. A veces se te hace de noche antes de que te des cuenta; siempre ocurren imprevistos y en algunos países las recepciones de los campings cierran demasiado pronto (vi más de uno que a las 18:30 cierra).

  Los que viajamos durmiendo en campings, no necesitamos nada que no tengamos ya, por poco que sea, por lo que puedes sentirte completamente seguro en cualquiera de ellos. Yo no tuve nunca ni un solo problema al respecto en las decenas y decenas de campings en los que he dormido. El trato de los recepcionistas, sean más o menos simpáticos, suele ser cercano y amable.

Los campings tienen muchísimas ventajas frente a las comodidades de un hotel y compaginan a la perfección con el espíritu de un viaje en moto y además, para dormir como en casa, me quedo en casa.

Si nunca has viajado en moto con tienda de campaña, te animo encarecidamente a que lo pruebes; no te arrepentirás y recordarás el viaje mucho más que si lo haces con todas las comodidades.

Puedes ver nuestros artículos de camping pinchando en esta línea.

También puedes ir directamente a ver nuestras tiendas de campaña o nuestros sacos de dormir, varios de ellos pensados especialmente para los viajes en moto.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Con vuestro permiso lo voy a publicar en la web de mi revista, respetando el autor por supuesto, me parece un articulo muy interesante el cual debe darse a conocer a la maxima gente posible, ya que muchas veces te encuentras con la tesitura de ni siquiera saber por donde empezar a preparar un equipaje justo, logico y práctico.

    1. Faltaría más David. Conozco tu revista y es placer y un honor participar en ella. Aquí nos tienes para lo que necesites. Un cordial saludo y gracias por la publicación.

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito