Espíritu Motero

Espíritu Motero

En los tiempos que corren, por infinidad de razones, es más que nunca un orgullo ser motero. Por malas costumbres, por desidia y por una falta de control adecuado, se han ido perdiendo poco a poco los valores en la carretera, paralelamente a los valores sociales y personales. Sin embargo, los moteros, aunque no sé si por poco o mucho más tiempo, somos todavía una excepción.