Mont St. Michel se encuentra en el departamento de Manche, en la Baja Normandía. Su nombre se debe a la abadía a cuyo arcángel está consagrada. Es uno de los lugares más turísticos de Francia con casi tres millones y medio de visitantes al año. Está declarado Monumento Histórico desde 1862 y Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1979.

 Sobre la iglesia se erige una estatua de San Miguel a 170 metros de altura. La construcción de la actual abadía se sitúa en torno a los siglos VIII o IX, siendo benedictina desde el año 966 y abandonada en 1791 debido a la Revolución Francesa, convirtiéndose en una prisión de sacerdotes que niegan la nueva constitución civil. Mediado el siglo XX vuelve a convertirse en abadía benedictina.

 Las grandes mareas de la bahía en la que se encuentra hicieron históricamente de este monte una fortaleza inexpugnable. Durante la Guerra de los Cien Años, en el siglo XIV, estas mareas y tan solo 110 caballeros lograron contener el ataque de 20.000 soldados ingleses, lo que convierte a Mont St. Michel en un símbolo de la identidad francesa.

 Actualmente se puede acceder por carretera hasta el mismo monte en cualquier momento pero hay un proyecto para sustituir la carretera por un puente debido al estancamiento de arena que ésta provoca.

Cerrar menú
×

Carrito