Brujas (Brugge) es la capital de la provincia belga de Flandes Occidental.

Es, junto a Amsterdam y Estocolmo una de las llamadas «Venecia del norte», por los canales que surcan la ciudad. De hecho, su nombre, que proviene del noruego antiguo, en flamenco significa «puentes».

En la Edad Media, Brujas, como ciudad portuaria, fue uno de los principales centros comerciales de toda Europa hasta que en el siglo XVI, con el cierre parcial del canal debido a la sedimentación, perdió su calidad portuaria y progresivamente, también su poderío económico.

Hoy su núcleo urbano cuenta con unos 117.000 habitantes y a pesar de que el clima belga es poco «amable» (suele llover durante todo el año), es merecidamente uno de los principales destinos turísticos de toda Europa.

Su principal reclamo es su casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000 y que aún habiendo sido en buena parte reconstruido para atraer el turismo, conserva fielmente la arquitectura medieval, muy característica y fotogénica.

Es una de esas ciudades muy amables a la vista y muy fácil y propensa a ser paseada con tiempo y tranquilidad; sus calles están hechas para facilitarlo. Buena parte de ellas son peatonales.

Sus canales, aunque no sean tan conocidos como los de Amsterdam, ni mucho menos como los de Venecia, son realmente preciosos.

Independientemente de los edificios más turísticos y llamativos, la peculiar arquitectura de la región es un atractivo en sí mismo. La disfrutaréis.

Su oferta cultural es amplia y atractiva. En 2002, junto con Salamanca, fue declarada Capital Europea de la Cultura pero de entre todas las ofertas culturales que pueda tener, de las que cada uno encontrará fácilmente la que más se adapte a sus gustos, TarmacTrail, siendo fiel a sus principios, os recomienda como principal curiosidad, el exclusivo Museo de la Patata Frita (Friet Museum). No os lo perdáis. 

Brujas 01
Brujas 03
Brujas 02
Cerrar menú
×

Carrito